lunes, 12 de septiembre de 2016

Pequeños cuchillos afalcatados



Desde hace más de 5 años llevamos haciendo cuchillos afalcatados, es un tipo de cuchillo que por su forma y su dificultad en forjar la hoja nos encanta.
La mayoría de los cuchillos que habíamos hecho eran grandes y con un fin o bien recreacionista o para actividades al aire libre. Con el tiempo nos hemos ido fijando en esos pequeños cuchillos que nos ha dado la arqueología y que pese a su pequeño tamaño hemos comprobado que son de gran utilidad.

En el año 2012 ya escribimos sobre los cuchillos afalcatados de la Península Ibérica, así que evitamos repetirnos y os aconsejamos que leáis el artículo.



Fabricación


Como todos nuestros cuchillos están hechos con la metodología que nosotros llamamos paleoforja.
El proceso de forjado se realiza con carbón vegetal, no utilizamos desbaste por abrasión mecánica y la forma se da íntegramente en la forja. El acero que usamos es al carbono y el temple lo realizamos al agua. Más información en el articulo "Nuestros cuchillos de acero al detalle"

Los mangos se ajustan con pasadores remachados, no usamos pegamentos modernos ni resinas tipo epoxy. Sí que utilizamos una mezcla de resina y cera natural entre la lengüeta y el mango para evitar oxidación.



Características


El largo de la hoja es de entre 10 y 11 centímetros, con un grosor de 3 mm. aproximadamente y un ancho de hoja máximo de  25 mm.

La forma de sujeción al mango es mediante una pequeña lengüeta con dos remaches tal y como suelen aparecer en los hallazgos arqueológicos.

El mango está realizado en madera de boj o asta de ciervo. Longitud del mango entre 9 y 10 cm.

Lleva la característica funda que solemos hacer a todos nuestros cuchillos moldeada y cosida a mano. No lleva ranuras para pasar el cinturón como las fundas modernas, una tira de cuero sirve para atarlo al cinturón o colgarlo de la mochila o el bolso.

Por supuesto como todas nuestras hojas lleva la marca VP. Si no pone VP no lo hemos hecho nosotros. Nuestra marca es garantía de un trabajo a mano con técnicas del pasado.


Cuchillo con mango de boj

Cuchillo con mango de asta de ciervo

Usos y utilización


Estos pequeños cuchillos son perfectos para recreaciones históricas de la antigüedad. En toda recreación o reconstrucción histórica hay un momento en el que hay que comer y es entonces cuando se agradece llevar un ligero cuchillo útil y que no desentone.

Su gran ventaja es la ligereza, no molesta colgado del cinturón y cabe perfectamente en un pequeño bolso.

En la naturaleza es perfecto para la recolección de frutos silvestres y setas.

Nosotros los hemos probado a diario en la comida, su forma, aunque poco habitual, se adapta perfectamente al plato.

Los dos modelos con nuestras características fundas
El cuchillo en la mesa

No hay comentarios:

Publicar un comentario