martes, 30 de diciembre de 2014

Un trisquel único

Hace algún tiempo un cliente nos pidió que le hiciésemos un colgante especial para su media naranja, le gusta mucho lo que hacemos pero quería que fuese un trisquel. La persona que recibiría el regalo está muy unida a este símbolo de su cultura.

A nosotros nos encantan los retos de este tipo, los encargos personales que convierten a un objeto en la expresión de un sentimiento.



Lo mejor de este proyecto es que nos dejaron total libertad, la única condición es que fuese un colgante de 55 mm de diámetro. Así que como Hefeso teníamos la misión de hacer un objeto mágico para una diosa.

Ya que este colgante sería portado por una mujer "vikinga" decidimos usar el latón, un metal muy usado por los vikingos. Cuando se habla de bronce vikingo muchas veces se habla de aleaciones más cercanas al latón (Cu + Zn).

El latón se ha usado desde la antigüedad, aunque no era posible fundir Zinc se usó la calamina. Los romanos s. I ac. produjeron gran cantidad de latón usando un método de cementación que consistía en calentar el zinc junto al cobre y por vaporización se realizaba la aleación.

más información sobre el latón vikingo (en inglés)
 
Este encargo es una pieza única, aunque se usó un molde este se entregó al cliente inutilizado para que no se volviese a usar.

 En la parte trasera figura nuestra marca, como solemos decir: "Si no lleva VP no lo hemos hecho nosotros".

La mejor recompensa el saber que esta "vikinga" está encantada con su colgante.


La marca en el dorso


Soporte para pequeño yunque

 Primero y más importante decir que lo mejor para sujetar un yunque es un tronco de madera (ver nuestro yunque Perun), con un diámetro igual o superior a la longitud del yunque y este tronco enterrado en el suelo sobre una base de arena. Pero como en muchas ocasiones no nos es posible o queremos un yunque portátil se puede hacer con tablones de madera y herramientas manuales.

Las personas que vienen a nuestros cursos siempre se preocupan por el coste del material y cómo se pueden montar una fragua en casa, nosotros les damos muchos consejos, pero como en alguna ocasión nos han preguntado por los soportes aquí va una explicación.

CONTINUA


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Puntas Mailhac



Hemos fundido en plata unos nuevos colgantes diseño exclusivo de Vida Primitiva basados en las puntas Mailhac. 16 gr. de plata 925. 55 x24x6 mm

Enlace a la tienda

El pedunculo esta girado para pasar el cordón
Por la parte trasera llevan nuestra marca


Como todo lo que hacemos nos hemos basado en restos arqueológicos y documentándonos bien sobre su origen. Elegimos esta tipología por su presencia en la zona donde vivimos (El Valle del Ebro en Aragón) donde estas puntas presentan una mayor concentración aunque tienen un origen transpirenaico.

Puntas de este tipo ya fundimos hace algún tiempo en bronce, pero en esta ocasión queríamos dotarles del valor de la plata como pieza de joyería. La idea de girar el pedúnculo para poder pasar el cordón la sacamos de una punta de Palmela hallada en Chalamera (Huesca).
Estas puntas estarían dentro de la tipología Mailhac I que siguiendo la tipología desarrollada por J.M. Kayser corresponde a III B1 N PE. Punta triangular con aletas desarrolladas, nervio central y pedúnculo engrosado.
Según el registro arqueológico estas puntas se concentran en el Valle del Ebro, Aragón, Cataluña y el sur este francés.
En el área del Valle del Ebro y Cataluña existen relaciones evidentes con el sur de Francia desde el Bronce Medio se encuentran tipos similares al otro lado del Ebro especialmente piezas con pedúnculo engrosado y ancho. Es en el bronce final III cuando las relaciones se hacen más patentes. La penetración de los Campos de Urnas introduce en la Península las puntas Mailhac, que aunque tradicionalmente su origen es oriental se introducen en la Península desde Francia, hayándose moldes de fabricación local en el noreste peninsular.

Mailhac (Aude, Francia)

Conjunto de cinco poblados superpuestos con sus correspondientes necrópolis cuya cronología va desde el Bronce Final hasta época imperial. Situados en el cerro de Cayla en la población de Mailhac. El inferior, Cayla I define la cultura Mailhaciense, que configura un grupo específico dentro de los campos de urnas del Bronce Final del Languedoc.

KAYSER, J. M. (2003) “Puntas de flecha de la Edad del Bronce en la Península Ibérica. Producción, circulación y cronología” Universidad Complutense de Madrid. Complutum, 2003 Vol. 14 pag. 73-106. ISSN: 1131-6993